lunes, 16 de junio de 2014

RECUERDO PARA UN FINAL DE ETAPA - 4º ESO CURSO 2013-2014

       Agradecemos los momentos vividos en este centro, para algunas personas desde hace ya muchos años. Esto no quiere decir que todos hayan sido buenos, pero sí que cada uno de ellos conforma experiencias de las que podemos sacar algo positivo.
       ¿Por dónde empezar cuando hay personas que llevan aquí desde el 2002? Han pasado doce o trece años de la primera vez que nos sentamos en la línea azul, desde que hacíamos tartas con la arena del corralito o jugábamos en las ruedas, con la única herramienta de la imaginación. ¿Quién no ha encontrado mil diamantes en la arena, sido la bruja de los mil colores, llamado mamá o papá a Gloria y Sebastián, adoptado una cochinita o casado con un compañero? Desde entonces comenzamos a adquirir los valores que caracterizan a este colegio y que siempre nos han acompañado.
       Tras uno de esos veranos, el primer cambio llegó: primaria, con la sorpresa de saber que nos cambiarían de clase. Esto nos marcaría para siempre, puesto que somos los mismos pero con unos años de más. Seis cursos de cambios, de aprendizaje, de fantasías, de risas y juegos.
        Primaria es quizás la etapa más importante, donde la mayoría de las experiencias que vivimos quedan grabadas en nuestra conducta para siempre. Por ello, hacemos mención especial a los profesores que nos instruyeron, puesto que debe ser muy difícil escoger la manera adecuada de enseñar a niños tan pequeños y ellos lo hicieron bien. El parque “San Benito”, las granjas escuelas, los días de Andalucía y sus molletes, los días de Santa Claudina con todos sus juegos, los MB y olé de Macarena, el último curso de Marita y el primero de Virginia, el inolvidable Stuart, los  coros de Carmen y Ana María, las clases de Silvia y de flauta con Conchita, los primeros en usar las clases de la antigua biblioteca, los duendes mascotas de nuestras clases, el periódico “El Gancho”, los juegos inventados y todos esos súper poderes que de nuestra mano alumbraron las infinitas galerías.
       Llegó la etapa tan esperada que cuesta creer que estemos dando fin ahora.  Hace cuatros años éramos los bebes de la ESO según Berni y entrabamos por primera vez en la galería de los mayores con mochilas sin carritos más grandes que nosotros. En estos cursos muchos han pasado de los sobresalientes de sexto a casi no llegar a fin de trimestre en cuarto. En esta etapa muchos han abandonado el barco y otros más se han unido a acompañarnos.
       En el primer ciclo aprendimos que, en clase de Fátima está terminantemente prohibido hablar, a no ser, que quieras irte a freír monos.  ¿Cómo no acordarnos de los intercambios, dónde los niños, más que niños, parecían saltamontes? ¿Quién no sabe que Práxedes dio su pañuelo a Juan Pablo II, que María solo ponía la radio si nos portábamos bien, que los puntos negativos de Rosario no avisan, que Mercedes siempre perdona esos 15 minutos de recreo o que siempre ocuparemos un lugar en el corazón de Berni?
       Después pasamos al segundo ciclo, un reto para muchos de nosotros. Hemos aprendido que las matemáticas no se quedan en las divisiones y que en lengua hay más escritores a estudiar qué días en el año. La división de sociales y naturales para dar lugar a inéditas asignaturas. Tecnología, donde Inés además te enseña a ser buena persona, biología, conociendo la faceta de Encarnita como profesora, correr en la feria con Guillermo, religión con Inma, el estilo de Rocío, las imaginativas clases del Asencio, los atención-peligro de Estefanía, los ‘scannes’ de Inma, la atención de Montse  y la historia del arte con Mamen. La oportunidad de empezar de nuevo con bastantes profesores; ser los mayores de secundaria.

Tercero, como dice Julio Montero, el año de la actitud chulesca de los chaveas, el año del descontrol y de las anécdotas que permanecerán en nuestro memoria para siempre. El líder Javier y su escuela javielina, la huelga, tizas volando por la clase y cómo no, ese inolvidable viaje de Granada.
       Y así llegamos hasta cuarto, el último paso decisivo. A esta edad nos gusta pensar que somos diferentes y que las leyes de la experiencia no se ciñen a nosotros, pero una vez más el peso de la realidad cayó sobre los aquí presentes. Como dice Julio Montero, en cuarto los chaveas se asientan, se centran. Se cambian las grandes tutorías problemáticas por las charlas de Eduardo acerca de nuestro futuro. Nos damos cuenta de que llegamos a un punto en el que al colegio no se va porque se tiene que ir, en el que venir cada día deja de verse como algo rutinario y pasa a ser un “la última vez que me pongo el uniforme”, “el último examen de la ESO”, “la última explicación de Javier”, etc. El tiempo empieza a ser concebido como una cuenta atrás; cuarto ha sido un año de maduración, de cambios personales. Cuarto es el saboreo de cómo, experiencias que siempre habíamos considerado ordinarias, de repente, se vuelven mágicos momentos que recordaremos con nostalgia.
       Es extraño pensar que el año que viene no volveremos de un verano cualquiera, que no veremos las mismas caras que llevamos contemplando desde primero de primaria día tras día. Será extraño dejar a ciertas personas atrás, ya, que la clase finalmente, tras casi quince años sin apenas variación, se convierte en una segunda familia. Dejando a un  lado las diferencias que puedan haber entre ciertos de nosotros, el roce hace el cariño y, a su vez, la confianza. Nos hemos visto crecer, nos hemos visto llorar, reír y saltar, nos hemos visto caer y hasta sangrar. ¿Quién sabe si en unos años seguiremos viéndonos con frecuencia, cuando el azar de la vida separe nuestros caminos? De cualquier manera, pase lo que pase, siempre conservaremos el sentimiento de cariño y hermandad fraguado en estos años.
       Por ello y por muchos otros motivos, podemos afirmar que pertenecemos a la generación del Cuco que ha vivido su infancia con Fe en la portería, la que vio a Julio hacer el pino en Granada, el último curso en el que no se han cambiado las clases, la sargenta,  señora y no señorita, Rosabel, los que han visto a Manoli marcharse, a la hermana Soledad y Jacinta fallecer, a Cuqui en secretaría, a Práxedes, Marita y Lola, y a tantos más abandonar el barco, los que han escuchado las historias de Ana María cuando el colegio era poco más que una finca como la del cencerro de la vaca que había por aquí, los que se enteraron de la abdicación del Rey en el colegio, los del huracán, el primer curso de Mercedes y Virginia, los que tienen como directoras a Encarnita y Rocío, a los que cada año les causa un enorme esfuerzo traer 50 cent por los 25 años de un profesor, un curso más como otro cualquiera en la vida de este colegio y de estos profesores pero que ha marcado indudablemente nuestra vida.

       Para dar fin a este acto, queremos hacer un agradecimiento general a todos los profesores que hemos tenido a lo  largo de estos años. Todos nos habéis influido y ayudado en el proceso de maduración que estamos viviendo. Siempre os recordaremos con cariño y afecto, y os agradecemos la  confianza y relación profesor- alumno que caracteriza a este centro. Hacemos mención especial a las tutoras de este año: Mª Ángeles, gracias por tu dedicación, infinita, incondicional precisión, tu talante y espíritu de líder capaz de sobrellevar cualquier situación, gracias por tu carisma. Mercedes, encarnas la protección, el cariño y la paciencia, el perdón y tantos valores tan poco abundantes que sigues a semejanza de Cristo. Gracias a ambas por este año que nunca olvidaremos. En vosotros y en todo el equipo docente de este año reside el espíritu y los valores que caracterizan al Cuco: amor, fraternidad, superación, amistad y confianza. Por vosotros, irrevocable, incondicional y eternamente, ese espíritu reside ahora en nosotros y lo llevaremos marcado a fuego en nuestro corazón y conciencia, independientemente de lo que escojamos en el futuro. Esto, más que algo positivo, es una verdad, una realidad, como la de que este es el solemne final de una etapa que ha marcado nuestras vidas.

viernes, 13 de junio de 2014

Practica de disección de peces. Biología 1º BTO. B

El pasado martes 30 de mayo, los alumnos/as de la optativa de Biología de 1º de bachillerato participamos en una actividad práctica dentro del tema “diversidad y clasificación de seres vivos”. Realizamos la disección de varios peces de la especie  Caranx rhonchus (jurela) mediante bisturís, tijeras y pinzas.
Gracias a esta práctica hemos aprendido la composición externa e interna de este grupo de seres vivos
Ha sido una experiencia muy didáctica y amena
Patricia Díez Toscano.1ºBTO B










jueves, 29 de mayo de 2014

El claustro de Infantil, junto a las compañeras de P.T. y la Directora Pedagógica, asistieron los pasados días 26 y 27 de Mayo a un nuevo curso de Formación EntusiasMAT.
 
Con este curso llevado a cabo en nuestro propio centro educativo los docentes seguimos formándonos para llevar a cabo -en breve- este nuevo proyecto que de seguro ilusionará no solo a nuestros alumnos, sino a toda nuestra comunidad educativa. 
 

lunes, 26 de mayo de 2014

VISITA A LA YEGUADA LA CARTUJA “HIERRO DEL BOCADO”

Los Alumnos de 6º de Primaria realizaron el miércoles 21 de Mayo una visita a la Yeguada La Cartuja. En ella les mostraron las diferentes instalaciones del recinto y pudieron disfrutar de una exhibición al final en la que nos mostraron ejemplares de la yeguada y las diferentes modalidades de doma.
Los alumnos vieron ejemplares de la raza cartujana, como el que se aprecia en la foto

miércoles, 30 de abril de 2014

Por la ruta de Don Quijote. El periódico en el aula.

Los alumnos de 1º ESO A han recreado en el área de Lengua un noticiero sobre Don Quijote, y sobre La Mancha; con motivo del Día del Libro publicamos estos periódicos en el Blog del cole.

¡ Lo que se mueven los niños y niñas de Educación Infantil !

La animacion a la lectura se sigue llevando a cabo en nuestras aulas gracias al apoyo y entusiasmo de las MAMAS del corralito





Con la ayuda de nuestros profesores hemos aprendido lo que significar SER ANDALUZ, còmo es nuestra bandera y a cantar nuestro himno.Viva ANDALUCIA!


Visitamos el Parque Infantil de Tráfico, para ser responsables y cumplidores de las normas.

Nos visitó la Policía Nacional, con la que además de aprender mucho sobre seguridad , disfrutamos con sus cascos, porras sirenas.....

Un año màs hemos dado la bienvenida a la PRIMAVERA con nuestros amigos de la ASUNCION. Gracias a los padres por su colaboraciòn, sin la que esta fiesta no se podría lucir tanto,....y a las haditas.